El alma de Cervantes de Ricardo del Monte y Rocío

Poema “El alma de Cervantes”

Luchó con su infortunio; en el combate,
como en Lepanto, lo vejó la suerte;
lo apresó la miseria, y lo halló fuerte,
como en Argel, pero faltó el rescate.

Lo abandona el amigo y el magnate:
la Envidia hiel en sus heridas vierte,
¡y el pobre! “con las ansias de la muerte”,
ni maldice, ni llora, ni se abate.

Ve en torno el mundo sordo a su lamento
y alma viril, bendice la pobreza,
“dádiva santa nunca agradecida”.

¡Sí, que ella fué crisol de su pureza
y a su amparo labróse el monumento
que vengó los ultrajes de su vida!

 

Otras obras de este autor

Conozca más de Ricardo del Monte y Rocío

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *